Comprar un auto usado ¿La mejor inversión?

Resulta que andar por la Ciudad de México en transporte público no siempre es la mejor alternativa –menos si tienes niños pequeños-, pues en horas pico tardas el doble tratando de entrar en algún vagón del metro, por ejemplo. Sin embargo, hay gente que piensa lo contrario y prefiere viajar en transporte evitando el caos del tráfico.

Si eres de los que prefiere comodidad, aunque pase un par de horas en el tráfico, seguramente ya tienes en mente la compra de un automóvil; sin embargo, tu presupuesto no es el suficiente para comparar un auto, seguro y la sillita de bebé.

¡No te apures!

Comprar un auto usado no es tan malo como parece y es que muchos te dirán que las partes de los automóviles –como el sistema de encendidose encuentran en tan mal estado que terminarás gastando más arreglándolo. Para darte la seguridad que necesitas, muchas agencias venden autos semi usados y te dan garantía de la misma manera.

No te preocupes más cuando escuches el costo de la valvula iac o el regulador de gasolina, prepárate antes de comprar un automóvil para que sepas si quieres o no adquirir uno usado.

VENTAJAS

  • Depreciación. Con la compra del auto la adquieres, así que quien compró el automóvil es quien lleva el gasto de ésta; de manera que si en algún momento deseas venderlo la diferencia por lo que pagaste no será tan elevada.
  • Como ya lo había mencionado, el costo del vehículo es mucho menor y, como resultado, la verificación y costos extra resultarán igual de bajos.
  • Cuando compras un auto nuevo, debes llevarlo a la agencia para mantenimiento y para que reparen cualquier anomalía, como el sistema de encendido, por ejemplo; sin embargo, cuando la garantía del auto ya expiró esto no es necesario así que te ahorrarás dinero llevándolo con tu mecánico de confianza y comprar piezas en el lugar de tu preferencia.

DESVENTAJAS

  • Como es de esperar, un vehículo usado o seminuevo siempre tendrá fallas que no podrás evitar. Es muy probable que debas hacer algunas reparaciones y/o compra de refacciones.
  • Estado del automóvil. Cuando compraste el auto era evidente que no le preguntarías al antiguo propietario qué tan bien había tratado al auto, así que no sabrás si este ya está muy usado o no. Sin embargo, podrás saberlo una vez que te muevas en él.
  • Los automóviles nuevos cada vez tienen algo diferente, aplicaciones automáticas que tal vez no encuentres en un auto usado. Puede que las tengan, sí, pero no en las mejores condiciones o que debas llevarlo con un mecánico para que puedan repararlas.

Nissan, Chevrolet, Ford o Honda no importa cuál sea tu elección, lo relevante es que te sientes cómodo en la compra de tu coche y que estés 100% seguro del lugar y la persona que te lo venda. Desde el sistema de encendido hasta el cambio de una llanta, cuida que las reparaciones no excedan el gasto que harás por el vehículo.

Si te gustó este POST no olvides darle LIKE y compartirlo con todos tus amigos en Facebook. Si tienes dudas o sugerencias, deja todo en la barra de comentarios y te contestaré cuanto antes.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *